Cofradía

cementerio

Una noche en el cementerio,  salieron  todos de sus tumbas.  Hicieron un  gran círculo y unieron  sus manos cadavéricas; una encima de otra, sellando así: amistad eterna.

– ¡Vivan los muertos!- vociferó uno de ellos.

-¡Vivan! –gritaron confundidos.