Esa mujer

images (15)

Un músico y su violín.  Una dama y una copa de vino. Melodías y alcohol,  la mezcla perfecta, pensé.  Extendí mi mano a la mujer, ella sonrió. Saqué  mi arma y  disparé.  Al entierro no asistí, pero si mi marido.  Llevó dos ramos de flores. Uno para ella y  otro para  el  hijo que llevaba dentro.

Al otro lado

images (13)

A pesar de estar solo, me atreví a mirar el espejo. Mi habitación se encontraba iluminada  por el resplandor azúl de la luna. Observé mi rostro, estaba  desmejorado y demacrado. Apoyé la frente en el espejo y cerré los ojos. Uno, dos y tres, conté para mí. Los abrí.  Estaba al otro lado. Mi cabeza descanzaba  en un cristal.  La luz que entraba por la ventana  iluminaba el cuerpo que dejó de ser mío. A pesar de ver los ojos cerrados de aquel cuerpo, los párpados se movian por diferentes sentidos, su respiración aumentaba y  empañaba el cristal hasta formarse gotas que se deslizaban de manera uniforme. Las manos y hombros  se sacudían  involuntariamente haciendo erizar mi piel.  Di un pequeño giro  para darle la espalda al cuerpo, y nuevamente me vi reflejado  en el espejo. Abrí los ojos y mi  rostro  tenía un mejor semblante, como si huiese descansado por varias horas. Sonreí  y estiré mis brazos de alivio y felicidad, pero el reflejo no obedeció mis movientos.