El ateo

Gracias a dios, me encuentro fuera de peligro.

Anuncios

Detective y asesino

Habían asesinado a tres personas que él amaba. La primera fue su madre, se utilizó un cuchillo. La segunda, su esposa, utilizaron el mismo instrumento. El tercero, fue el hijo, no hay duda que usaron la misma herramienta. Los policías no lograron encontrar al asesino, desesperado decide investigar el caso. No pegó ni un ojo durante una semana, investigando al detalle, llegó a la conclusión: habría un cuarto asesinato. Sabía lugar, fecha y hora. Estuvo allí esperándolo desde temprano, sin embargo nunca llegó, regresó a casa y encontró el cuchillo encima de su cama. Al darse cuenta de quién era, se suicidó.