Catacumbas


Estaba perdida y sola. Me apoyé  en una pared y dio un  giro, apareciendo en un salón donde los rayos de luces cruzaban el oscuro recinto. Habían huesos, cráneos, y un viejo baúl. Forcé la cerradura y el brillo del metal me cegó. Introduje mis manos, abarrotándolas  de monedas, el sonido del metal, me hizo saltar…

-Señorita, su pasaje por favor.

Miré a mi alrededor desconcertada. Reí. Le entregué una moneda al cobrador y me la devolvió.

-No sea graciosa señorita, es falsa.

La miré y ésta tenía un brillo especial.

Anuncios

Muerte

cuchillo_lleno_de_sangre_

 

Vísceras regadas en el mostrador. Hígado, sesos y retazos de costillas expedían olores nauseabundos; moscas sobre volaban cada pieza.   Un corazón partido vilmente por la mitad y un cuchillo teñido de sangre en el piso como muestra de un acto humillante. Varios peatones tapaban sus narices con lo que tenían en mano.

Un primo del carnicero había fallecido. Al enterarse, salió del puesto del mercado hace ya varios días, sin tiempo de guardar la mercadería en el refrigerador.

Secreto

images (23)

Toqué la puerta tres veces. Esperé. Con una moneda golpeé el vidrio. Nada. Impaciente, tiré piedritas a la ventana de su habitación. Debe estar durmiendo, pensé. Vi un rostro asomarse. ¿Papá?

Mi madre abrió; deslizaba sus manos en el vestido y arreglaba su cabellera. Dejé los libros sobre la mesa. Y la puerta trasera se cerró. Recién en ese momento, me abrazó.

Llamada

 

images (22)

Llamó desde la cárcel. Su esposa no pudo contestarle de la forma como  hubiese querido. Su única hija,  cogida de la falda de su madre,  preguntaba con tristeza, si era su padre. Ella hizo una seña de negación.  Tapó el auricular con su mano y colgó suavemente el teléfono. Esa misma noche, luego de llamar, fue ejecutado.