Reencarnación

reencarna

Una mano acariciaba mi cuerpo;  tocó también  mis ojos. Sentí su respiración muy cerca. Despierta,  dijo. Vuelve, escuché más claro. Es donde entendí que sería mi segunda vida. Salí aterrado y  moviendo la cola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s