La adivina

C76jlvtX0AE__AP

Subí por una vieja escalera de madera y toqué tres veces. Me paré impaciente, manos a los bolsillos y mirando a ambos lados. Quién es, preguntó la gran adivina  con una voz de ultratumba. Ante esa pregunta, me di cuenta al instante que todo sería una farsa.

Anuncios

One thought on “La adivina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s