Visión de poeta

radamus--2-

Era media noche y con ayuda de la luz de una vela, Nicanor corregía un poema para el concurso del pueblo. Sintió las pequeñas manos que cubrieron sus ojos y la voz de su hija menor que le preguntaba quien soy.

Desde esa noche nunca más volvió a verla, pues esas pequeñas manos, extrajeron ambos ojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s