Cristina

cross_horizon_hills_sky_63264_1920x1200

Era una gran cruz de madera que teníamos  al frente. Yo me quedé algunos metros atrás, mientras fumaba un cigarrillo. El cielo estaba estrellado y  la luna se asomaba por las montañas. Ella miraba la cruz, parecía que rezaba. De un momento a otro, alzó  sus brazos quedando perpendiculares a su cuerpo, la luna se dejó ver en todo el horizonte y un vientecillo levantó sus cabellos. Desde donde yo me encontraba se proyectó una imagen religiosa e impactante, erizándome  la piel. Luego  encendió un cigarrillo. Me acerqué. Me abrazó. Te amo, me dijo al oído.  La besé en la frente y me hizo saltar de dolor. Nos quedamos mirando la cruz abrazados, mientras me quitaba dos espinas de mi labio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s