Noche Buena

post_1784039257

 

Nunca creí en Santa Claus ni en los regalos, era 24 de diciembre y faltaban pocos minutos para media noche. A lo lejos  se escuchaba el estruendo de los fuegos artificiales. Alguien abrió mi celda, era el guardia del pabellón, me dio un abrazo y se retiró; dejando la puerta esta vez… abierta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s