El negro

nelson-cutire

Edson Cutire, es un gran tipo, además tiene  un buen sentido del humor, eran los comentarios   de sus compañeros del Instituto de Ciegos, quienes lo habían apodado: “el negro”.  Él ni ellos  saben el motivo.

Anuncios

Dulce sueño

despertador

Fumigaron la sala, cocina y habitaciones. Por la ventana  trasera aún desprendía humo blanquecino del veneno. Luego de la cena, cada integrante de  la familia fue a su habitación, había sido una larga jornada  de trabajo. Al día  siguiente, por la mañana,  los despertadores  de la casa volvieron a sonar a la misma hora,   levantando inclusive a  los vecinos, pero ahí, nadie despertó.

 

Depresión

chicloe

Una tarde  calurosa de verano, caminaba por una calle abarrotada de personas. Iban y venían; de la mano  o a solas,  como yo. Una chica de camisa a cuadros me miró mientras inflaba un enorme globo con un chicle del color de sus labios. La miré de reojo y seguí. Sentí el sabor de la goma de mascar en mi boca, intenté abrirla pero  la mandíbula no me respondía,   tenía la cara flácida, tampoco me  reaccionaron las piernas.  Mis brazos se alargaron hasta tocar el suelo.  El cuello  se estiró y cedió, quedando mi cabeza al lado de la cintura. Luego caí,  enredado y envuelto en un metro cuadrado. Desde el piso, miraba   piernas   que se acercaban  para observarme y algunos me tiraban monedas.

El guardián

thief

Apretujé la mano del Alcalde, aceptando la apuesta. Como  testigos: la prensa y autoridades. Debía permanecer  durante  una semana  en la antigua Biblioteca.  Comentaban  la existencia de un ser terrorífico; “el guardián”.  Se les había aparecido a cinco bibliotecarios, quienes terminaron, todos,  con problemas psiquiátricos e  incluso uno de ellos,  se quitó la vida.

La primera noche, no pude dormir.  Estuve  bajo un escritorio, con una ruma de libros y una vela; de la misma manera,  permanecí  los siguientes días.

Al salir, mi desnutrición era evidente,  me rodearon familiares y amigos. Declaré a los medios,  no haber visto, ni escuchado, al temido ser.  Sin embargo,  confirmé  la existencia de otros seres: reinas, reyes, dragones, soldados, piratas, sirenas, ballenas, cíclopes, ninfas,  y magos.