A tientas.

 

tientas

 

Obligado a decir,

a sentir y a mirar;

hablar sin callar en aumento,

¿mentir?, pues no; yo

olvidé quien era: no miento;

discrepo aún

y aúllo en silencio

por lo que no supe decir,

pues en vida callé;

allí, donde no existe

el perdón y tampoco

la piel,  luz  y viento,

pues perderé de a poco

mi único sentido:  el deber

de poder  ver a quien no

quise verlo.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s