Solo, Solo, Solo

Todo puede parecer extraño pero los latidos

aún se confunden con el dolor,

la brisa se oscurece desmesuradamente

contra el barranco frente a mis pies,

la condena rechifla con el viento que se resbala

y atemoriza al escuchar sus aturdidos gritos,

los caminos que conducen al vacío imploran soledad,

 se sienten oscuros bajo la sombra de la luna que

van perdiendo las murallas que llenan el horizonte,

mi única mirada perdida frente a pequeñas luces

se juntan entre si y se desvanecen una por una.

Luces, frío, palidez, sombras y lluvia,

objetos que se presentan siempre ante un momento de soledad,

nunca estarás solo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s