Bebé

Fue un cesárea casi perfecta, cómo todo en la vida, complicaciones que se escapan de nuestras manos y caen al pavimento.

Anuncios

¿Cómo escribir un microrrelato?

  1. Lea a muchos autores, no sólo escritores del género, sino también novelas, cuentos. Presta atención a la técnica que usan. Revisa como inician las novelas y cuentos, la mayoría empiezan con una frase corta y potente, como un microrrelato.
  2. Muchas veces, cuando vas leyendo obras, las anécdotas de los autores te dan ideas para microrrelatos.
  3. Escribe mucho, corrige, deja reposar tu microrrelato. Luego revísalo, tiene que ser redondo.
  4. Cada palabra suma, sino resta. Y si resta, elimina.
  5. Escribe lo justo.
  6. El título, puede ser más importante que el contenido.
  7. Reúnete con amigos graciosos, parlanchines, habladores y misteriosos. Visita bares. Muchas de sus anécdotas podrían resultar microrrelatos.
  8. La puntuación es importante y punto.
  9. Puede ser que el punto 3 y 5 te frustren, si ocurre eso, no escribas, lee.
  10. Lee, observa y disfruta. Sobre todas las cosas, lee.
  11. Cuando tengas un microrrelato escrito, léelo en voz alta. Corrígelo. Vuelve a leerlo luego de una semana. Será una pequeña joya.
  12. Crea tus propias reglas para crear microrrelatos.
  13. Si no te gusta lo escrito, dispárate sin miedo.

Beso

Cuando nos besamos intercambiamos un sinnúmero de gérmenes. Cada uno de ellos busca su pareja, o forman pequeños grupos. Se desean, empiezan con caricias, posteriormente llegan a los besos. Sus cuerpecitos diminutos se unen complaciendose entre sí, luego todos contra todos, descomunal orgia, apoyados en las paredes, sobre muelas, dientes hasta bajo la lengua. Gimen, gritan, terminando extasiados y satisfechos.

Abrimos los ojos a la vez, y coincidimos con un extraño sabor amargo en nuestras bocas.